Quedan -497días
¡Nos vemos en el Rocío!

Historia



La historia de la Hermandad Nuestra Señora del Rocío Los Romeros comenzó a fraguarse en torno a las excursiones rocieras que a finales de los 70 se organizaban en los alrededores de la ermita de Lourdes de Arenys de Munt. Primero por separado, y después como Peña Curro Jiménez, se fue creando un grupo compacto de personas, andaluces de origen la gran mayoría, que a finales de 1983 crearían la Hermandad Rociera Los Romeros, llamada así para diferenciarse de la Hermandad de Santa Coloma de Gramenet, creada también por las mismas fechas y que era conocida como Los Marismeños. Su primer presidente fue Félix Medina, que estuvo acompañado en la junta por Benito Sáez como vicepresidente, Luis Fernández como secretario, Koldo López como tesorero, y Francisco Medina y Francisco Sánchez como vocales (a lo largo de su historia, la hermandad ha tenido seis presidentes más: Curro Medina (en dos etapas), Juan Bautista Serrano, Salvador García, Manuel Huertas, Francisco Carmona y Miguel Navarro). La primera sede de la hermandad estaba situada en el altillo del bar de la Asociación de Vecinos del Besòs, en la calle Prim de Barcelona, pero en 1987 se trasladaron a un local en la Gran Via alquilado al Patronato de Vivienda.

Firma de la cesión del local de la calle Vinyar
Firma de la cesión del local de la calle Vinyar

Poco antes del traslado, Los Romeros vivieron uno de sus momentos más especiales. En enero de 1986 se contacta con el orfebre sevillano José María Jiménez para elaborar el simpecado de la hermandad, así como varias varas, entre ellas la del Hermano Mayor con un coste total de alrededor de 600.000 pesetas, todo un esfuerzo para una hermandad que acababa de nacer. Lo que no costó nada fue el traslado desde Sevilla hasta Barcelona. Aprovechando la final de la Copa de Europa, que el Barça disputó y perdió ante el Steaua de Bucarest en la capital hispalense, el simpecado llegó a la Ciudad Condal en uno de los autocares de los aficionados culés. El simpecado fue bendecido en la propia sede de la calle Prim. Con su simpecado recién bendecido realizarían la Romería del Rocío del siguiente año.

En el local de la Gran Via comenzaron a andar como hermandad rociera. El local se inauguró oficialmente con una cena el 17 de enero de 1988, aunque la hermandad se había trasladado en junio del año anterior. El bar social estaba situado en la planta baja, mientras que en la segunda planta se guardaba el simpecado en una capilla en la que la hermandad celebraba sus actos religiosos. En 1989 el nuevo local acogió la grabación de la película “Andalucía Chica”, protagonizada por Antonio Molina, que interpretaba un inmigrante andaluz que llegaba a Barcelona y conocía el movimiento cultural andaluz en tierras catalanas. El equipo de la película estuvo trabajando en la hermandad, en la que se rodó una escena del film. Además, acompañó a Los Romeros durante la Romería del Rocío grabando algunas secuencias más. En la banda sonora de la película participó el grupo de la Hermandad Los Romeros, nacido en el seno de la hermandad alrededor del año 1985 de la mano de José María Rodríguez, fundador y componente de Bordón 4. Bajo la discográfica Horus grabaron su primer disco, “Querencia”, presentado en el festival de sevillanas que organizaba Radio Miramar en el Palacio de los Deportes de Barcelona. Parte de los fondos que se recaudaron con el disco y las actuaciones del grupo se emplearon para ir levantando la hermandad poco a poco. Como poco a poco fue creciendo el grupo, grabando más discos como “Diálogos con el Sur” (1987), “Como me acuerdo…” (1989), “Soñando Rocío” (1990), “A las puertas del Rocío” (1991), “Rocío mágico” (1992), “Señora de las Marismas” (1993) e “Imaginando Marismas” (1994). Y actuando en escenarios emblemáticos como los programas de televisión “La Palmera”, de Jordi González, “Ven al Paralelo”, de Sara Montiel, o el especial de fin de año de Televisión Española (1987), así como en los primeros f estivales de sevillanas de Justo Molinero en Can Zam y el espectacular Palau de la Música Catalana. A mediados de los 90 el grupo cambió su nombre por el de Voces de Romero.

Los Romeros continúan creciendo, organizando actividades como la primera peregrinación a Montserrat en 1988 y participando en actos organizados por la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Cataluña (FECAC), como el festival de sevillanas celebrado en la Farga de l’Hospitalet en 1987 junto con las hermandades de l’Hospitalet, Rocieros de Carmona y Santa Coloma.

Precisamente en 1987 entra en la hermandad el padre José Manuel Berdala, sustituyendo al padre José de Santa Coloma. Zaragozano de nacimiento, pronto se involucró no solo como consiliario de Los Romeros sino como máximo responsable del Rocío en su parte religiosa. Él fue el encargado de establecer las pautas que debía seguir la liturgia durante la celebración de la Romería en tierras catalanas. De ser una persona ajena al movimiento, pasó a convertirse en una figura clave del rocierismo en Cataluña, logrando, entre otras muchas cosas, que los rocieros catalanes pudieran celebrar el Rocío Chico con una misa anual en la ermita del Rocío.

El padre José Manuel fue más que un sacerdote para los hermanos y hermanas de Los Romeros, de ahí que su muerte prematura en febrero de 2003 dejara un hueco irremplazable. En el local de Gran Via comienzan a desarrollarse las principales actividades de la hermandad Los Romeros, como las peregrinaciones a Almonte o el Encuentro de Coros Rocieros por Villancicos. Pronto la hermandad vuelve a cambiar de local, y en 1996 se trasladaron al Bar Califa, en Poble Nou, donde permanecieron de manera provisional hasta que con el inicio del siglo XXI se trasladara hasta su actual sede, en Nou Barris. El 30 de noviembre de 2002 se llevó a cabo la inauguración del local de la calle Vinyal, con la presencia de Irene Rigau, consellera de Benestar i Família de la Generalitat de Catalunya, Josep Lluis Cleries, director general d’Acció Cívica, Manolo Pérez, concejal de Nou Barris y Francisco García Prieto, presidente de la FECAC. Desde su traslado al distrito de Nou Barris, la hermandad celebra sus misas mensuales y de cambio de vara en la parroquia de San Francisco Javier.

Romerías del Rocío, Ferias de Abril, peregrinaciones a Almonte, Días de Andalucía, encuentros de coros rocieros por villancicos, convivencias. La Hermandad Los Romeros ha estado muy presente en la vida asociativa de raíces andaluzas y, muy especialmente, rocieras. En los últimos años, su trabajo ha sido recompensado con creces. Como en 2006, año en el que el Arzobispado de Barcelona reconoció sus estatutos eclesiásticos, con lo que la hermandad entró a formar parte del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Barcelona y cambió su nombre por el de Hermandad Nuestra Señora del Rocío Los Romeros. Además, el 29 de noviembre, la hermandad recibió la medalla de honor de Barcelona por parte del consistorio de la Ciudad Condal en reconocimiento a su labor social y cultural.

En 2009, para conmemorar los 25 años del nacimiento de la hermandad, Los Romeros organizó dos actos significativos. El primero, la actuación del grupo Ecos de las Marismas, el 28 de febrero en el Centre Cívic Les Basses de Barcelona. El segundo, la exposición itinerante del Centro de Estudios Rocieros y Cultura Andaluza en Catalunya (CERCAT), que se alojó durante dos semanas de octubre en el Centre Cívic Can Basté y en la que se reservó un pequeño espacio en el que se recogían fotografías, recortes de prensa e incluso un traje rociero.

El 15 de mayo de 2011 la hermandad inauguró su nueva sede, situada en la calle Andreu Nin, 61-65, de Barcelona. En el acto de inauguración estuvieron presentes personalidades políticas como Carme Andrés, concejala de Nou Barris, Francisco García Prieto, presidente de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Catalunya (FECAC), Josep Maria Sala, secretario de formación del PSC, Maribel García, en representación de la Diputación de Barcelona, y Manuel Galindo, por el Ayuntamiento de Barcelona.


La gran masa de hermanos y hermanas de la Hdad. Ntra. Sra. del Rocío Los Romeros se dieron cita en las nuevas instalaciones para poder inaugurar como Dios manda el local. Un local, una larga reivindicación de la hermandad, que tiene 592 m2 y está totalmente equipado para hacer la vida mucho más fácil a todos los romeros.



C/ Andreu Nin, 65 (Local) - 08016 Barcelona - 93 354 05 91 (Oficina) - 93 353 15 50 (Bar Social) | ©2012 www.hermandadromeros.com
Inicio | Administración | Intranet | Correo Interno | SMS| Webmaster| Versión web 2011|